Relajación y respiración consciente

Relajación y respiración consciente

RELAJACIÓN Y RESPIRACIÓN CONSCIENTE

La relajación y la respiración consciente te llevan a vivir aquí y ahora desde la respiración, desde el movimiento, desde el silencio, desde el equilibrio, sintiendo la conexión contigo mismo y con tu entorno.

Te permite fluir en todo lo que te acontezca para así regenerar tu energía. Al relajarte de manera íntegra, permites que tus cuerpos físico, mental, emocional y energético se liberen. 

MI MÉTODO

A lo largo de mi trayectoria profesional he desarrollado un método propio y genuino basado en la consciencia corporal, emocional y sensorial. El procedimiento se perfecciona con un diálogo para poner en común las sensaciones y experiencias que, además, conlleva de manera intrínseca el despertar a la consciencia y el compromiso para con uno mismo de aprendizaje, evolución y crecimiento personal.

El objetivo es el de ayudarte a cambiar un estado tenso y contracturado por un estado tranquilo y relajado, recuperando tu estado vital óptimo en un tiempo mínimo, a la par que te sientes mejor contigo mismo y con tu entorno.

La sesión puede realizarse de manera individual o colectiva. En ambos casos, se lleva a cabo en un espacio cálido y confortable cuidadosamente ambientado. La duración de la actividad es de 60 minutos aproximadamente.

Durante el desarrollo de la actividad nos valdremos del propio cuerpo y del uso de uno o varios materiales – churros, toallas, pelotas – para alcanzar el objetivo deseado.

BENEFICIOS DE LA RELAJACIÓN Y LA RESPIRACIÓN CONSCIENTE

La práctica de la relajación y respiración consciente conlleva múltiples beneficios. Entre ellos, la relajación te ayudará a:

  • disminuir la presión arterial y el ritmo cardíaco
  • regular el ritmo espiratorio y estimular el riego sanguíneo
  • disminuir la tensión muscular
  • reducir los niveles de secreción de adrenalina
  • aumentar la vasodilatación general, lo que comporta una mayor oxigenación periférica
  • mejorar la calidad del descanso
  • aumentar las frecuencias cerebrales Alfa (correspondientes a estados relajados)
  • experimentar y tomar conciencia de tu propia respiración
  • mejorar la postura
  • disminuir los estados de tensión y ansiedad
  • conseguir más flexibilidad tanto física como mental
  • encontrar el equilibrio físico, emocional, mental y espiritual
  • afinar la sensibilidad de los sentidos
  • incrementar la atención y la concentración
  • reforzar la confianza, la seguridad, la responsabilidad y la autoestima
  • aceptar y acoger tu cuerpo físico, tus sentimientos y tus emociones
  • aportar bienestar, equilibrio y autocontrol
  • generar estados de relajación y bienestar